Slide background

Clientes: Gas natural

El gas natural

¿Qué es el gas natural?

El gas natural es una de las principales fuentes de energía. Es un combustible fósil formado por una mezcla de diversos gases que se encuentra en los yacimientos de petróleo, disuelta o asociada al petróleo, y con una composición principalmente de metano que varía en función del yacimiento del que se extrae.

¿Qué propiedades tiene el gas natural?

El gas natural tiene múltiples propiedades, todas ellas de gran valor. Es un gas:

  • inodoro e incoloro
  • menos denso que el aire
  • con gran poder calorífico dadas sus características de inflamabilidad
  • de limpia combustión (produce mucho menos CO2 que otros combustibles como los derivados del petróleo, y especialmente el carbón)
  • con un mínimo nivel de corrosividad
  • en abundancia
  • de elevada eficiencia como fuente de energía
  • que para su utilización, no requiere de ningún tipo de proceso de transformación o tratamiento

Además, mantiene todas estas propiedades a lo largo de toda la cadena de valor, desde su extracción a su utilización en los puntos de consumo.

¿Usos y ventajas del gas natural?

El gas natural es utilizado tanto a nivel doméstico como industrial.

Las aplicaciones del gas natural en el ámbito doméstico son cada día mayores, adaptándose a las necesidades del hogar. Actualmente, esta fuente de energía se emplea principalmente para usos de cocina, calefacción de espacios, y calentar el agua.

Al comparar el gas natural con el resto de energías disponibles, éste destaca por ser una energía más económica, más fiable, más cómoda, y más ecológica. En concreto:

  • El gas natural es el suministro de energía más económico: su elevado rendimiento resulta en un menor consumo final de energía y por ende, un menor coste total al usuario.
  • El gas natural permite un abastecimiento continuo de energía, evitándose los cortes de suministro.
  • El gas natural permite disponer de una gran potencia de suministro.
  • El gas natural permite la utilización simultánea de todos los aparatos de gas domésticos que se pueden instalar en una vivienda.
  • El gas natural no requiere de almacenaje, evitándose así estar pendiente de suministros puntuales como ocurre con otras fuentes de energía.
  • El consumo de gas natural se paga después de consumir de acuerdo a un control preciso según medición por contador.
  • El gas natural es la energía fósil con menor impacto medioambiental: tiene las menores emisiones de CO2 por unidad de energía utilizada, no emite residuos sólidos, ni humos ni malos olores

En el ámbito industrial, las ventajas operacionales del gas natural reducen los costes para la empresa.

  • Supone un coste de la energía muy competitivo.
  • Permite un suministro continuo e inmediato:
    • ahorro de espacio de reserva que se puede destinar a la actividad propia del negocio, disminuyendo a su vez el riesgo y coste financiero.
    • evita tener que hacer previsiones de consumo.
    • no requiere adquisición y pago por adelantado, ni control de reservas.
  • Es una energía sin requerimientos de preparación previos a su utilización.
  • Da un rendimiento superior en combustión en comparación a otras energías.
  • Permite una combustión muy eficiente y mucho más limpia que la de otros combustibles:
    • mejora de la funcionalidad y duración de equipos.
    • facilidad de cumplimiento de las exigencias de la normativa ambiental vigente.
    • no se requiere invertir en equipos de tratamiento de gases.

Es por estos motivos que cada día aparecen nuevas aplicaciones para el gas natural, no sólo para grandes industrias, sino también para pequeños negocios.