Redexis inicia las obras para dar suministro a la futura estación de repostaje de gas natural vehicular de la Estación Intermodal de Palma

Palma, 25 de mayo de 2020.- Redexis, compañía integral de infraestructuras energéticas, ha iniciado las obras para el suministro de la futura gasinera prevista en la Estación Intermodal de Palma. Las obras se enmarcan dentro del convenio de colaboración firmado en 2018 con el Consorcio de Transportes de Mallorca (CTM), dependiente del Govern Balear, para el fomento del gas natural comprimido (GNC) en el transporte público regular interurbano de viajeros de Mallorca.

La apuesta decidida del Gobierno Balear y Redexis por el uso del gas natural comprimido como combustible sustitutivo del diésel en las líneas de transporte interurbano de Mallorca, permitirá situar a Baleares como referente nacional en movilidad sostenible y respeto con el medio ambiente.

Redexis, tal y como se estableció en el acuerdo, facilita el suministro de gas natural y asumirá la totalidad de la inversión que supondrá más de 200.000 euros.

La nueva canalización, tendrá unos 2.000 metros de longitud, y discurrirá por las calles Foners, Avenida Compte de Sallent, Plaza Espanya y Eusebio Estada, finalizando en la ubicación donde el CTM tiene prevista la instalación de recarga de GNV para los autobuses interurbanos.

Las obras se han iniciado durante el mes de mayo, a petición del Ayuntamiento de Palma, para no interferir en los trabajos recientes de asfaltado que han llevado a cabo en las Avenidas, y está previsto que finalicen a lo largo del mes de julio.

Además, durante el mes de junio, también está previsto el inicio de construcción de la red para dar suministro a la estación que está construyendo la EMT de Palma en sus cocheras de Son Ferriol, para que de esta forma, la mayoría de autobuses urbanos circulen también con gas natural.

Con estas acciones, Redexis reafirma su compromiso con el desarrollo las conexiones necesarias que permitan la disponibilidad de GNC en los puntos de suministro que está previsto instalar en Palma, Calvià, Inca, Alcúdia, y Felanitx para el repostaje de autobuses urbanos e interurbanos, así como otros proyectos de flotas particulares que están apostando ya por esta nueva energía más sostenible con el medioambiente.

Ventajas del gas natural vehicular

El gas vehicular es una alternativa real de movilidad sostenible, con bajas emisiones de CO2 y que no emite partículas ni óxidos de azufre. Su implantación contribuye a mejorar la calidad del aire de las ciudades y reducir su nivel de ruido.

Los vehículos de GNV  permiten circular en escenarios de alta contaminación, gracias a que cuentan con la tarjeta ECO de la Dirección General de Tráfico (DGT), lo que supone una gran ventaja de acceso a grandes ciudades ante posibles restricciones de tráfico. Los vehículos de GNV son aptos para todo tipo de movilidad: conducción urbana, interurbana o de larga distancia.

Además, estos vehículos son también competitivos en coste pues, además de beneficiarse de descuentos o bonificaciones en el impuesto de circulación, el GNV supone ahorros del 30% en coste por kilómetro frente al diésel y del 50% frente a la gasolina, tanto para vehículos ligeros y pesados. Estos modelos disponen de una gran autonomía: pueden recorrer hasta 1.300 kilómetros sin necesidad de repostar, gracias a su doble depósito de gas y gasolina.

Redexis en Baleares

Con cerca de 270 millones de euros ya invertidos, la extensión del gas natural en el archipiélago es una firme apuesta de la compañía. Redexis gestiona actualmente una red transporte y distribución de 1.250 kilómetros y da acceso al gas natural a 850.000 ciudadanos en 37 municipios de las islas.

El gas canalizado fomenta la competitividad de la industria, es un aliado fundamental del sector industrial y turístico, clave en una comunidad como Baleares, y ayuda a ahorrar a las familias reduciendo la factura energética de los hogares.